Jesús Guodemar
@Guodemar
SEO en castillosdearena

Mi lucha con el diseñador: capítulo 1

18 Diciembre, 2014

Sí, soy SEO. Y eso no significa que sea un bicho raro que sólo piensa en tasa de rebotes, permanencias, velocidad de carga o densidad de palabras. No. Soy una persona “normal” como tú, sin embargo pienso a diario en cómo mejorar el posicionamientos de la web, dejando, a veces un poco de lado, el lado estético de la página por factores que permiten que la página posicione mejor, como contenido, la usabilidad, imágenes que pesen poco o enlaces internos.

    Mi lucha con el diseñador: capítulo 1

Y de ahí el motivo de lucha: el diseñador de mi equipo.

Él tampoco es un bicho raro. Bueno, quizá un poco sí. Pero es cierto que su trabajo consiste en el transformar una idea, en muchos casos horrible, en algo “maravilloso” y estéticamente perfecto. Así que os detallo brevemente, 2 de nuestros principales choques laborales y cómo intentamos llegar a un consenso:

1. El peso de la imágenes:

Dios, qué lucha. Convencer a este hombre que las imágenes se ven prácticamente igual pesen 1M o 300kb es una de las tareas más complicadas. Para mi, que la gama de colores existente no pasa de 8 o 10, es terrible convencerle de quitarles peso, y reconozco que calidad a la imágenes. Es cierto que en el medio está la virtud y que no son iguales las web de una ferretería que de un estudio de diseño (evidentemente, una estará obligada a disponer de imágenes de gran calidad), pero existe múltiples programas que permiten bajar el peso de la fotos manteniendo en gran medida todos los pixeles de las imágenes. Os ponemos unos cuantos:
JPEGmini.
RIOT
FILEminimizer Pictures

2. El contenido:

Que Google es súper listo, lo sabemos todos. Pero que aún no sabe si una web es bonita o fea, te lo aseguro. El “lee” el contenido y encima lo analiza y hasta lo relaciona. Le encanta que el contenido, es decir, el texto. Así que la guerra ya está montada: no digo que la web deba ser una parrada como El Quijote, pero todas, absolutamente todas las páginas que quieran posicionar, deben de ser ricas en texto y éste debe de estar redactado como a Google le gusta. ¡Y la home también cuenta! Como en el punto anterior, siempre es cuestión de equilibrio. El texto debe de aportar realmente y ser un complemento a la web. Repito, no se trata de escribir la Wikipedia (que por cierto posiciona perfectamente con mucho contenido y sin imágenes), sino de llegar a consensos entre estética y texto.
Así que nuestra relación es un tira y afloja (muy muy amigable) entre contenido y continente, entre texto e imágenes, entre anti y pro diseño.
Sin embargo, ya os digo, que poder trabajar con un diseñador te permite abrir los ojos y ver más allá de metas, description y código. Te permite saber que hay de 100.000 matices a 90 millones de colores…